EMPORIAE, Ampurias (Hispania Tarraconensis)

Ampurias, Luftbild des Amphitheaters.
Ampurias, Plan des Amphitheaters.
Ampurias, Amphitheater (Bild: wikimedia).

Maße

Beschreibung

El anfiteatro de Ampurias, Ampuriae romana, junto a la actual población de L’Escala, en la provincia de Gerona, en la costa Brava, junto al mar Mediterráneo. Está datado hacia el gobierno de Claudio o Nerón, datación obtenida por M. Almagro por los restos de varias excavaciones no relacionadas con el anfiteatro, pero sí en su recinto.

Su tamaño era de 93 por 44,10 m de diámetro, máximo y mínimo respectivamente, por lo tanto, se trata de un anfiteatro de planta elíptica. El anfiteatro de Ampurias estaba situado extramuros, al sur de la ciudad romana, en el lado derecho de la puerta del decumanus Maximus, muy cerca de esta entrada. Se calcula que su aforo rondaba entre los 4.200 y los 3.600 espectadores.

Quedan muy pocos restos del mismo, y las excavaciones se realizaron entre los años 40 y 50 del siglo XX, dentro del proyecto de excavación de la ciudad, bajo la dirección de M. Almagro, tratándose sobre todo de los cimientos. Además, es de destacar la poca calidad de los materiales que se utilizaron para su construcción, por ello nos ha llegado tan deteriorado.

Entre lo poco que se conserva está el pódium, construido con sillarejo muy bien trabajado y tramado perfecto, estucado de cal de color blanco y que parece fue revocado varias veces. Forma hiladas regulares trabajadas con cemento.

El ovalo del pódium solo se ve interrumpido en su lado oeste, en el eje mayor, donde se encontraría la puerta principal de entrada a la arena, de unos 3,60 m de anchura, con piedras areniscas en los quicios de los dos extremos; y en la zona que da a la muralla, en eje menor de la elipse, justo debajo de donde debió estar el palco principalis.

De los 44 muros que salen de forma radial del podio solo conservamos su anchura y su longitud (0,65 m x 6,35 m) pero desconocemos su altura. Sobre estos se apoyaría el graderío que, a falta de restos, y por haberse encontrado numerosos clavos, M. Almagro pensaba que era de madera.

El acceso al interior se realizaría por escaleras, también de madera, que se apoyarían en unos muros mucho más largos en el eje mayor de la elipse. Existirían, por tanto y en base a la existencia de estos muros, dos escaleras contrapuestas en el lado Este y una más en el lado de la muralla, en el lado Oeste. Las tres escaleras serían de unos 6 m de anchura. (Mª Engracia Muñoz)

Literatur

M. Almagro, El anfiteatro y la palestra de Ampurias, Ampurias, 17-18, 1955-1955, 1-26.

M. Darder, Noms d'aurigues i de gladiadors en dos peces de vidre d'Empuries, Espacio, Tiempo y Forma, ser. II, Historia antigua  1, 1988, 287-300 (Öffnet externen Link in neuem Fensterdownload).

J.Cl. Golvin, L'amphithéâtre romain. Essai sur la théorisation de sa forme et de ses fonctions, I-II (Paris 1988) 121 Nr. 93 Taf. XVII 7.

E. Sanmartí-Grego - X. Aquilué - P. Castanyer - M. Santos - J. Tremoleda, El Anfiteatro de Emporiae, in: J.M. Alvarez Mártinez (Hrsg.), ll anfiteatro en la Hispania romana, Coloquio Internacional, Mérida, 26 - 28 de Noviembre 1992; Bimilenario del Anfiteatro Romano de Mérida (Badajoz 1994) 119-138.

S.F. Ramallo Asensio, La arquitectura del espetáculo en Hispania: teatros, anfiteatros y circos, in: T. Nogales Bassarate - A. Castellano Hernández (Hrsg.), Ludi Romani.Espetáculos en Hispania Romana, Museo Nacional de Arte Romano, Mérida, 29 de julio-13 de octuobre, 2002 (Cajasur 2002) 93-117.

weblinks:

Öffnet externen Link in neuem Fensterwikipedia